El inicio de un nuevo año, trae a Cantabria todo un acontecimiento que congregará a las mejores selecciones inferiores de balonmano de nuestro país, para disputar el Campeonato y Copa de España de equipos autonómicos infantiles, cadetes y juveniles.

La elección de esta región para ser anfitriona de este importante evento, es una prueba de la confianza por parte de la Federación Española y Cántabra, en la probada capacidad organizativa de nuestra región. Acoger este Campeonato que reunirá a miles de jóvenes deportistas, técnicos, entrenadores y acompañantes durante una semana, es gracias a los éxitos obtenidos en los tres Campeonatos de España de Balonmano Playa que ha acogido Laredo, y que ya se ha convertido en una cita ineludible para los amantes de esta disciplina.

En materia deportiva, uno de los ejes sobre los que pivota nuestra acción de gobierno es el fomento y apoyo al deporte base. Extender la práctica deportiva entre nuestros jóvenes es uno de nuestros objetivos esenciales pues es un instrumento esencial que aporta una serie de valores como la convivencia, el respeto al adversario, y el compañerismo, que son esenciales para construir una sociedad más justa, formada e igualitaria.

Otro de los aspectos importantes que ofrece el deporte es que es también un motor de riqueza y de promoción. Estoy convencido que la presencia de miles de personas en Cantabria en una época de poca afluencia turística será todo un revulsivo para la hostelería de la región.

Por último, quisiera dar la bienvenida a los participantes a la tierra que ha dado grandes jugadores y jugadoras a la historia del balonmano nacional e internacional, y que cuenta con una entusiasta afición que a buen seguro sabrá con su presencia, arropar y dar calor desde las gradas a los equipos que jugarán en los más de 20  polideportivos donde se celebrará este campeonato.

Share This